Comida Impresa en 3D

Imprimiendo comida en 3D

Si, como lo has leído, el siguiente paso, o un paso ya puesto en práctica es el de imprimir en 3D y personalizar lo que comemos, ya sea en casa, o en la industria alimenticia; lo sentimos pero el “libro de recetas de la abuela” se ha quedado obsoleto, y así lo quiere la industria; el futuro apuesta por descargar tu receta favorita, enviarlo a tu impresora3D desde cualquier App., esperar (cuanto menos mejor) y a la mesa.

Hace años ya vimos cómo se presentaba por Kickstarter una de las primeras ideas, además nacional, pero no llegó a “cuajar del todo” nunca mejor dicho, después de eso, ha sido toda una avalancha de proyectos vistos por ferias de todo el planeta deleitando como impresiones en 3d de todo tipo, como pizzas con motivos amorosos, repostería al gusto, platos de autores reconocidos, pasta al dente “imprimiente”, comida asiática, bombones, el límite es incalculable.

Realmente es difícil saber quién o quiénes fueron los “pioneros” en plasmar esta gran idea, pero lo que está claro que la intención es meter una máquina que prepare la comida en cada cocina de cada casa, igual que pasó en su día con los microondas sin los que ahora muchos no sabrían sobrevivir, o cada vez pasa más con los robots culinarios como la Thermomix o sus clones de infinitas marcas.

Incluso a día de hoy, ya se elabora carne “sintética” a partir del gluten, con el sabor a pollo de siempre y con el mismo valor nutricional, pero sin sacrificar un solo animal, lo cual es una ventaja para todos, y un gran reclamo para la creciente cultura del vegetarianismo y el descarte del sacrificio animal como fuente de alimento.

Como ventajas, pues claro cómo no, el poder disponer de tus platos favoritos, además de materia prima fresca, a la carta, y en cualquier momento lugar o momento.

Y como contra, pues el tiempo de elaboración, y que como cualquier máquina debe tener un mantenimiento, ya sean los inyectores, los calefactores, la provisión de alimentos, limpieza de los componentes, etc.. y al final puede ser otro “cacharro” más ocupando sitio en la cocina como otros tantos si no se le da un buen uso.

La conclusión que damos desde IA3D, es que no deja de ser el principio de algo muy muy interesante, y que tiene un futuro a medio/largo plazo más que asegurado para quien apueste por ello.

¡ Felices impresiones !

Fuentes y enlaces relacionados.

Comida japonesa

Repostería

Backplate tarjeta grafica Nvidia

 

¡Muy buenas!

En esta entrada os presentamos un trabajo hecho por encargo y con el cual estamos muy contentos.

Se trata de un “backplate” para un componente de Pc: la tarjeta gráfica, en este caso de la Nvidia 1060 TI 6GB Asus; no encontrando muchos sitios dónde se puedan encargar este tipo de accesorios, nos propusieron un encargo y además la primera vez que realizamos algo asi, y claro, a ver quién se niega.

Está hecho en PLA+ Blanco ( Ivory White ) y los modelos son todos de internet, modificados en Blender e impresos en Cura.

Basicamente es un busto de nada mas ni nada menos que Kratos (Don dios de la guerra para los desconocidos), inspirado en su última entrega a la que hemos podido jugar en la PS4 y és simplemente espectacular, y para rellenar hemos diseñado algunos atrezos como calaveras, manos, el suelo, alguna columna y hemos hecho un hueco en una de las placas para poder meter incluso una hidra.

Como el tamaño de la gráfica es mayor que el volumen que podemos imprimir, se ha hecho en piezas separadas, para poder manipular mejor los detalles.

En las capturas se puede ver la configuración para las piezas, después se ha pegado todo con Superglue, y queda muy firme.

La verdad que el efecto con el brillo de las piezas queda muy bien, efecto seda, muy muy fino,  montado sobre unas placas de metracrilato, sujetas a la placa con unos imanes.

Para mejorar aún más el resultado y que quede “reshulo vasilón” entre placas montamos unos leds RGB por USB, así cuando te aburras de un color, tranquilamente le das un toque de botón y eliges si mas frio o mas calidez …

Desde impresionart3d os animamos a probar el mundo del 3D, que abarca infinitas posibilidades.