Calibrar motor extrusor // Calibrar flujo material

¡Muy buenas!

Vista la creciente demanda, preguntas y dudas acerca de cómo
nivelar y ajustar nuestras impresoras 3D en lo que se refiere a calibrar
pasos del motor extrusor, el flujo, y las retracciones.

¿Por qué? Por qué videos hay muchos, cada uno en su idioma,
con sus truquillos, sus cortes y sus opiniones, pero tutoriales paso a paso y
en castellano no tantas, así que no nos queda más remedio que elaborar ésta
guía, para todos los que se aventuran en esto de las impresoras 3D domésticas,
un mercado creciente e imparable, le pese a quien le pese.

No nos vamos a centrar en el montaje, ni en los primeros
pasos: vamos a ir al grano y dar por hecho que la máquina está montada, que
funciona correctamente, y lo que queremos en una impresión de calidad, es
decir, subir un escalón en cuanto a calidad en nuestros resultados.

Así que, si ya eres un gurú en éstos ámbitos o un novato que
se compró la máquina el fin de semana pasado y terminó ayer de montarla, échale
un vistazo al texto de más abajo, que empezamos.

Montas tu impresora 3D, más feliz que un niño con su bolsa
de caramelos, la “ajustas” al milímetro, haces un test de un modelo que te
llega con tu kit para mostrarte el poderío de tu máquina y cuando lo tienes
“todo listo”, lanzas un modelo concreto, y te sale un churro o una peluca más
grande que la propia máquina, y empiezas a maldecir al proveedor de la
impresora, al vecino y a ti mismo, pero no sabes ni de dónde viene el problema,
y lo consecuente a esto, es que no sabes la solución.

Repetimos, contando con que has montado tú maquina
correctamente, hace el “homing” bien, que calienta bien y que el test de prueba
lo ha pasado decentemente, o incluso que imprimes decentemente pero aún tienes
marcas que crees que no deberían estar ahí, falta material en algunos sitios, o
fallos aleatorios, puedes pasar a leer lo que viene a continuación: lo que
vamos a tratar es de reducir al máximo los márgenes de error para que cuando
falle algo, sepas que ha sido y cómo arreglarlo y perder el mínimo tiempo, pues
sabemos de sobra que es el bien más valioso y escaso hoy en día.

Para ésta guía vamos a utilizar una máquina a la que le
tenemos muchísimo cariño, ya que, aun siendo pequeña barata y sencilla, sacas
unas impresiones “delaostia” nada más montarla.

La cama:

Vamos a utilizar el cristal que viene en el kit, lo que
vamos a intentar es que sea lo más standard posible y que lo pueda realizar la
mayoría de gente, pero vamos a dejar claro una cosa: sea de donde sea el
cristal y de donde venga (IKEA, Leroy, el fabricante de la impresora, etc) un
cristal es muy mal conductor, y no es una pieza mecanizada, con lo que sus
dimensiones pueden variar, mas o menos, asi que si podéis, haceros con un
cristal lo más fino posible, la diferencia de peso es increíble.

De todas formas y para que veáis que se puede, le vamos a
dar la vuelta y utilizar la cara opuesta ( la lisa/la no rugosa), para que
comprobéis que el material se adhiere perfectamente sea donde sea.

Vamos a cambiar los muelles por los tan populares amarillos,
son mucho más rígidos al ser planos y “pueden” evitar vibraciones por el vaivén
provocado por el peso en el motor Y, además de ajustar mejor las ruedas de
apriete.

También hemos cambiado las ruedas de apriete, por otras más
ligeras, si podéis es una opción bastante buena, ya que éstas por ejemplo pesan
prácticamente la mitad que las originales, pero por el contra, son “un poco”
más incómodas para acceder a ellas.

**Cosas a tener en cuenta: Si hemos cambiado los muelles,
nos damos cuenta que tal vez, al hacer homing, por mucho que apretemos los
muelles, la cama no baja más y la punta llega a chocar contra la cama, para
evitar esto, subimos unos milímetros el interruptor del eje Z.

Si quieres profundizar más en ajustar tu cama, hemos hecho esta entrada, accedes por aquí.

Calibrando los pasos del motor
extrusor
:

NOTA: Sabemos que hay varias partidas de éste modelo de
impresora, y que los primeros lotes salieron “limitadas” en cuanto a las
opciones de configuración, si es tu caso, tendrás que hacerte con un arduino, y
cargar una versión de Firmware adaptada a ésta máquina, aparte de recomendable
por poder realizar ésta configuración, la de “serie” en las primeras también
carece de opciones de seguridad en temperaturas, solamente por esto último,
deberías pensar en actualizarla.

Bien, empezamos encendiendo la impresora (Obviamos que
tenemos material cargado)

Hacemos el homing para llevar todos los ejes a cero.

Movemos el eje Z unos cm hacia arriba, para que cuando salga
el material, no choque contra nada y sea más cómodo manipularlo.

 

Calentamos el nozzle a unos 200º C, así evitamos cualquier
freno por fricción al empujar el material.

Marcamos con un rotulador permanente que se vea en el
material 100mm Y 110mm desde el punto que el material deja de ser visible para
nosotros, en nuestro caso es el tubo de teflón que hace de entrada en el
extrusor, cuanto más precisos y cuidadosos seamos, mejor.

Ahora le pedimos que mueva el eje E 100mm: hay que hacerlo
con cuidado, sin girar el potenciómetro como “si no hubiese un mañana”, mejor
progresivamente, de esta forma no nos pasaremos. En el menú hay que elegir la
opción de mover 1mm; la de 10mm está desactivada para este motor.

Y medimos lo que hemos marcado anteriormente con el
rotulador.

**IMPORTANTE: Hay que tener en cuenta que si tardamos mucho
en hacer esto (+/- 5min), por seguridad la máquina deja de calentar, mejor ir
al lio, centrarse y no “empanarse” en cualquier otro asunto y, por otra parte,
y también por seguridad, el máximo desplazamiento que podremos hacer de una vez
con el motor extrusor es de 200mm, así que a centrarse en hacerlo bien, si no,
tendremos que reiniciar la máquina.

Si está “perfecto” que ojalá y sea así, la marca de los
100mm estará justo en la entrada del tubo de teflón, para hacernos una idea,
hasta +/-2mm lo podemos tolerar y lo daremos por bueno; no necesitamos tocar
nada, pero como el 99% de las veces no es así, nos fijaremos en lo siguiente:

Si la marca de los 100mm ha quedado hacia dentro, veremos la
de los 110mm (muy malo sería el caso que no veamos tampoco la de los 110mm) y
medimos: por ejemplo, si hay 7mm en lugar de 10mm hasta la marca, sabemos que
ha extruido REALMENTE 103mm

Si la marca de los 100mm ha quedado hacia fuera, entendemos
que no ha llegado a entrar lo suficiente. Por ejemplo, medimos desde el punto
de referencia hasta la marca de los 100mm y hay 8mm, habría que restarlos a los
100mm para saber que solo ha extruido 92mm.

Para corregir esto, tan solo hay que entrar en la
configuración de la máquina a través del LCD y cambiarlo.

Si ha extruido 103mm:

1*100/103 = XX nuevo valor

Si ha extruido 92mm:

1*100/92 = XX nuevo valor

**IMPORTANTE**:

Para los que no se fijan. Las ender3 suelen venir con los
pasos “ajustados” para el extrusor que montan, esto quiere decir que el valor
de 100 es 91.3, asi que lo idea es partir de ese valor, entonces la regla sería
la siguiente:

Si ha extruido 103mm:

1*91.3/103 = XX nuevo valor

Si ha extruido 92m:

1*91.3/92 = XX nuevo valor

Tan solo queda entrar en el menú LCD y modificar el E steps/mm de por ejemplo 91.3 a XX.X, y al salir del menú elegir la opción Store memory para guardar nuestra nueva configuración.

Calibrando el flujo por software:

Una vez que hemos configurado nuestros pasos en el motor
extrusor, es momento de ajustar el flujo, pues así le especificamos la cantidad
de material que debe salir por el nozzle en cada paso en nuestra impresión,
asegurando así que no tendremos problemas de este tipo.

Para entender lo que vais a hacer: es medir el grueso de
cada una de las paredes (con un calibre digital), sacar la media y ajustar el
valor del flujo mediante una sencilla regla de tres para poder ajustar este
valor a lo que nos diga el material.

En la sección de MATERIAL, tenemos

Temperatura XXXº

Temperatura de la placa de impresión (cama caliente/hotbed)
XXº

Flujo XXX.XX %

Bien, pues cargamos un modelo de un cubo de 20mmx20mmx20mm,
si no lo tenéis o no sabéis como hacerlo o conseguirlo, lo podéis descargar de aquí

De la foto de abajo, hay que tener en cuenta lo que está marcado,
lo demás lo podéis dejar “como queráis”.

Imprimimos y medimos:

Vamos a utilizar la foto como ejemplo:

Medimos los 4 lados con el calibre, y sumamos los valores,
en este caso han sido:

Lado 01 = 0.96

Lado 02 = 0.93

Lado 03 = 0.95

Lado 04 = 0.98

Total = 3.82

Ahora dividimos entre 4, y anotamos ese valor = 0.955

Y ahora solo tenemos que hacer una sencilla regla de 3 para
hallar nuestro nuevo valor de % de flujo:

1*100/0.955

Y este número es el que vamos a poner en la casilla de flujo
= 104%

Después solamente nos queda, o bien crear un perfil o
actualizar el que tenemos, según lo que queramos.

Repetimos el cubo para comprobar que todo ha ido como
esperamos; si aún no lo tenemos “clavado”, podemos repetirlo, teniendo en
cuenta cambiar los valores del nuevo flujo en la regla de tres.

Si lo hemos conseguido, ahora sí que sí…

¡Búscate un modelo e imprímelo!